0

EL RESCATE – Relato corto de Miguel Gila

En este artículo disfrutarás con un vídeo de un hilarante relato de Miguel Gila, sobre su participación en la Guerra de Vietnam, junto al famoso Rambo. Además, descubrirás como efectivamente en la guerra de Vietnam hubo soldados españoles llevando a cabo una misión muy especial !!

 

Texto de El Rescate

El calor era sofocante; la niebla, tan espesa que daba la impresión de que la lluvia se había detenido pulverizándose antes de llegar al suelo.

Fuimos saliendo de uno en uno, sucesivamente, Smith, Ferguson, Rambo y yo; esto que les cuento pasó en Vietnam, hace años, cuando fui contratado por el ejército de Estados Unidos como soldado mercenario y tuve la suerte de luchar junto al que más tarde se haría famoso en el cine: Rambo.

La noche era oscura como boca de lobo; yo no he visto nunca una boca de lobo, pero dicen que es muy oscura, por eso lo digo yo. Bueno, pues como les iba contando, fuimos saliendo de uno en uno para que los vietnamitas no nos vieran, porque si salimos en pegote y nos ven para qué queremos más días de fiesta.

Nuestra misión era rescatar al sobrino del general Madisson, que lo tenían los vietnamitas en una prisión llena de ratas, de lagartijas, de arañas, de escorpiones y de todo. Rambo, que en aquella época ni había hecho cine, ni era famoso ni nada de nada, comandaba el comando, valga la redundancia. Durante siete meses habíamos estado practicando para llevar a cabo esta misión. Ver en la oscuridad , escuchar el vuelo de una gaviota, distinguir el chistido de una lechuza del silbido de una serpiente o el graznido de un cuervo; en fin, una preparación en regla para llevar a buen puerto nuestro cometido. No llevábamos armas de fuego, para evitar que alguno de nosotros se pusiera nervioso y disparará; nos teníamos que apañar con el cuchillo, la cerbatana, el arco y las flechas, el hacha; en fin, armas silenciosas.

Nos habían llevado a Vietnam primero en un avión de la TWA, luego en un tren de mercancías holandés y después en un helicóptero de la policía de tráfico de Suiza, para no infundir sospechas. Nos lanzamos en paracaídas en el corazón de la selva y comenzamos a caminar entre la maleza, matando leones, serpientes de cascabel, cocodrilos, alacranes y de todo; y siempre a base de flecha, hacha y cuchillo. Yo iba muy pegado a Rambo, no sé por qué, pero me daba seguridad; no es que Smith y Fergusón fueran malos chicos, pero eran muy canijos.

Íbamos por la selva tan tranquilos, cuando, de pronto, Smith tropezó con una ramita de nada y nos cayó de un árbol una especie de coco gigante, todo lleno de afiladas cañas de bambú. Si no llega a ser por Rambo, que nos apartó de un manotazo, ni lo contamos. Era una de esas trampas que usan los Vietnamitas para matarte a traición. A partir de ese momento empezamos a caminar con más cuidado, procurando no tocar las ramitas y esquivando las raíces que asomaban entre la maleza.

Yo, como les decía, iba pegado a Rambo; de repente vimos unas fogatas encendidas y, en el resplandor, la silueta de muchos vietnamitas que se movían de un lado a otro, gritando y riéndose a carcajadas. Estaban en unas cabañas hechas de cañas de bambú y hojas de palmera. Rambó nos detuvo con su brazo derecho, se arrastró por entre la maleza, llegó hasta las cabañas y éste quiero, éste no quiero, se lío a flechazos hasta que no quedó en pie ni un solo vietnamita. No los conté porque son todos iguales y me hubiera hecho un lío contando al mismo dos o tres veces, pero calculo, así, a bulto, que Rambo se cargó, fácil, a sesenta o noventa vietnamitas.

Llegamos hasta la jaula donde tenían encerrado al sobrino del general Madisson y le dijimos:

-Somos nosotros, que venimos a liberarte en nombre de tu tío, el general.

Y cuál no sería nuestra sorpresa cuando el prisionero, en lugar de ponerse contento, dijo:

-¿Mi tío? ¡Que se vaya a la mierda! Yo con ese no quiero nada, porque si en lugar de mandarme a Vietnam me hubiera mandado a las oficinas de la academia de West Point, yo no habría sufrido lo que he sufrido.

Y nos contó lo que había sufrido, que la verdad, daba pena. Le habían quemado los pies con una plancha, le habían arrancado dos muelas sin anestesia y le habían dado martillazos en la uña del dedo gordo del pie derecho. Insistió en que no quería venir con nosotros; pero como nuestra misión era llevarlo, Rambo le dio un puñetazo en la barbilla y lo noqueó.

Cuando regresamos a Washington, el general nos dio un beso y una medalla a cada uno. Después de salir del despacho del general, escuchamos al chico que le decía a su tío:

-No quiero verte, te odio, porque la culpa la tienes tú, y tú, y solamente tú.

Nos asomamos por la puerta entreabierta del despacho y vimos al sobrino del general que bailaba alrededor de la mesa mientras cantaba:

-Y tú, y tú, y solamente tú. Que se quede el infinito sin estrellas, y que pierda el ancho mar su inmensidad, pero el negro de tus ojos que no muera y el canela de tu piel se quede igual. Tienes la culpa tú y tú, y solamente túúúú.

Pobre , seguramente el cautiverio lo había vuelto loco.

 

Guerra de Vietnam

La guerra de Vietnam (Vietnam War en inglés) (Chiến tranh Việt Nam en vietnamita), llamada también Segunda Guerra de Indochina o Guerra contra los Estados Unidos para los vietnamitas, fue un conflicto bélico librado entre 1955 y 1975 para impedir la reunificación de Vietnam bajo un gobierno comunista. Participó la República de Vietnam (Vietnam del Sur) con el apoyo de Estados Unidos y otras naciones, contra la guerrilla local del Frente de Liberación de Vietnam (Viet Cong) y el ejército de la República Democrática de Vietnam (Vietnam del Norte), respaldados por China y principalmente por la Unión Soviética. Se calcula que murieron entre un millón y 5,7 millones de personas.

Estados Unidos perdió 58.159 hombres y más de 1700 desaparecidos, constituyendo la contienda más larga de dicho país hasta la guerra de Afganistán.

La cobertura realizada por los medios de comunicación fue permanente, estando considerado como el primer conflicto televisado de la Historia. Esto permitió la denuncia de las frecuentes violaciones y abusos contra los Derechos Humanos cometidos por los dos bandos. Sin embargo, se discute si dicha cobertura constituyó la causa principal de la creciente oposición de parte de la opinión pública occidental hacia la intervención estadounidense. Lo que, unido a ser la primera derrota militar de los Estados Unidos, creó un sentimiento de mala conciencia en el pueblo estadounidense ante una guerra considerada injusta, el llamado Síndrome de Vietnam. El Síndrome dio paso a un movimiento pacifista y se prolongó hasta los mandatos de Ronald Reagan. La Guerra de Vietnam se convirtió en un icono, y aún hoy lo sigue siendo, de los grupos sociales y partidos de izquierda en gran parte del mundo, además de un ejemplo imitado por otros combatientes posteriores.

Ver más en Wikipedia.

Soldados españoles en Vietnam

Lo cierto, es que efectivamente en la Guerra de Vietnam hubo soldados españoles. Treinta militares del servicio médico, se desplazaron a Vietnam en una acción calificada de confidencial por el gobierno.

En reemplazos de doce militares del servicio médico, y con la finalidad de asistir a la población civil y realizar medicina preventiva, prestaron servicio en un hospital de la ciudad de Go Cong (al sur de la Ciudad Ho Chi Minh, en la ribera este del delta del Mekong). Se considera que fue la primera misión humanitaria del Ejército español.

En honor a los militares españoles, un puente de Go Cong lleva el nombre de puente de los españoles, “Can tai-ba-nha“.

Os dejo un interesante vídeo sobre esta misión secreta del ejército español en Vietnam.

 

Breve opinión

Este relato en el que Gila aborda la guerra de una forma divertida, sirve una vez más para ridiculizar y denunciar la irracionalidad de la Guerra.

“El rescate” se enlaza con el contenido de uno de sus monólogos en el que explica:

Ahora trabajo para los Estados Unidos. No soy fijo, les hago chapuzas.”

Gila era un hombre tremendamente curioso y siempre quería estar al día de todo. Desde luego que Gila sí que combatió en una auténtica guerra, La Guerra Civil Española, sin embargo en este relato presta su protagonismo al personaje del momento en aquella época “Rambo” interpretado en la gran pantalla por Sylvester Stallone.

Es hilarante como termina el relato con el soldado haciendo una versión adaptada a las circunstancias del tema de Los Panchos “Piel Canela“.

La verdad es que algunas escenas me recuerdan las locas y surrealistas interpretaciones de los Chanantes: Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Julián López, Raúl Cimas y Carlos Areces, que creo que son unos buenos herederos del brillante humor absurdo de Gila.

 

Rambo

Rambo es una popular saga de películas de acción protagonizadas por Sylvester Stallone. Está basada en los personajes creados por el novelista David Morrell en su novela First blood (‘primera sangre’), que también es el título original de la primera película de la saga. Las películas se centran en un veterano de la Guerra de Vietnam, John James Rambo, sumamente experto en todas las técnicas de supervivencia y guerra de guerrillas. La saga consta de cuatro películas: First Blood (Rambo: primera sangre, o Acorralado, 1982), Rambo: First Blood Part II (Rambo: acorralado parte II, 1985), Rambo III (Rambo III, 1988) y Rambo IV John Rambo (2008).

A finales de 2014, el actor Sylvester Stallone confirmó que ya se encuentra completo el guion de la quinta entrega de Rambo, la cual llevara por nombre Rambo: Last Blood.1 El rodaje de la cinta se realizara en Filadelfia y estará a cargo de Ryan Coogler.

Ver más en Wikipedia.

 

Sylvester Stallone

www.stallonezone.com

@TheSlyStallone

Stallone es una de las estrellas más trascendentes del cine de acción de Hollywood. Ha dado vida a dos icónicos personajes del cine: Rocky Balboa, el humilde boxeador de Filadelfia que venció todos los pronósticos y ante la adversidad, se convirtió en campeón; y John Rambo, el atormentado ex boina verde veterano de la guerra de Vietnam, especializado en guerrilla, supervivencia y combate. La cinta Rocky (1976) le valió dos nominaciones al premio Óscar, en la categoría de Mejor Actor y Mejor Guión.

Aparte de las sagas de Rocky y Rambo, entre sus cintas más populares se encuentran: The Expendables (2010-2014), Asesinos (1995), El Juez (1995), El especialista (1994), Demolition Man (1993), Cliffhanger (1993), Lock Up (1989), Tango y Cash (1989), Over the Top (1987) y Cobra (1988).

Ver más en Wikipedia.

Fuentes

Yo muy bien ¿y usted? de Miguel Gila (Grandes del Humor – Temas de Hoy)

 

Comentarios Facebook

comments

MundoDeGila

Deja un comentario