0

Relato corto – El Bando sobre los “objetos voladores”

Bando objetos voladores - Miguel Gila

Bando

De orden del señor alcalde, SE HACE SABER: que habiendo llegao a conocimiento del Excelentísimo Ayuntamiento la presencia de objetos voladores procedentes de otros planetas, por medio del siguiente bando se hace saber a los vecinos de Aldeamugre de los Ajos:

1º En caso de aterrizar en este pueblo uno de esos objetos voladores, y en caso de bajarse de él marcianos, jupiterianos, venusianos o lunarejos, ningún vecino deberá tirarles cantos ni atacarles a escopetazos, ya que habiéndose comprobao que su visita a nuestro planeta es en plan amistoso, todos los habitantes del pueblo deben hablarlos como si fuesen de la familia, invitándoles a comer chorizo, jamón y sopas de ajo.

2º Todos los vecinos que vean un plato volador deberán comunicarlo al señor secretario del Excelentísimo ayuntamiento, bien por teléfono, y si no tuvieran teléfono, lo harán por escrito en carta dirigida a Robustiano Visagra, alcalde de Aldeamugre de los Ajos, calle de las Cabras, 71, planta baja.

3º Ningún joven podrá subir a los platos voladores sin permiso escrito de los padres.

4º Todos los vecinos que desobedeciendo este bando persigan a los platos voladores y les corran a palos o pedradas serán condenados a quince días de arresto en los calabozos de esta villa.

Así lo digo yo, y lo firmo en Aldeamugre de los Ajos, a veinticinco de agosto del año mil nuevecientos setenta y dos.

EL ALCALDE

Por la transcripción, GILA

Publicado en Hermano Lobo el 02/09/1972

¿Qué son los “bandos” municipales?

El bando, en el Derecho administrativo español, es una manifestación solemne, emitida por el alcalde de un municipio, en la que se dirige públicamente a los ciudadanos para anunciarles o recordarles el obligado cumplimiento de normas en vigor, realizar aclaraciones a las mismas cuando sea necesario, pedir la colaboración de los vecinos, efectuar convocatorias populares o recomendaciones para la buena convivencia ciudadana, entre otros asuntos.

Los bandos se emitieron en respuesta a sucesos concretos o por motivos coyunturales que aconsejaban la difusión y, salvo en caso de urgencia manifiesta, no podían contener disposiciones, prohibiciones, o normas de carácter general, cuya promulgación debía efectuarse a través de ordenanzas o reglamentos.

Más en Wikipedia

Algunas notas y comentarios

Los bandos municipales además de publicarse en documento oficial, en los pueblos eran comunicados a los vecinos de viva voz. Un funcionario del ayuntamiento salía a la plaza, tocaba una cornetilla y decía; “De orden del señor alcalde, SE HACE SABER“, y a continuación recitaba el texto del bando correspondiente.

Me imagino al funcionario de turno leyendo el divertido bando de Gila, y todos los vecinos escuchando con gran atención, mirando al mismo tiempo al cielo para ver si encontraban algún “platillo volador”, y pensando qué viandas ofrecer a los turistas del espacio exterior.

Me encanta este relato, jajaja, como da la bienvenida a “marcianos, jupiterianos, venusianos o lunarejos”.

Grande Gila!

Fuente de la imagen de portada del vídeo Miguel Gila por Tontxu

Comentarios Facebook

comments

MundoDeGila

Deja un comentario